Falta de liderazgo, el gran problema del coronavirus.

Tiempo de lectura: 2 minutos |

10 marzo 2020

leader-2206099_1920

Lo que está ocurriendo en el mundo en las últimas semanas con la expansión del coronavirus por el mundo y los efectos que esto está teniendo en la economía y en la sociedad se está produciendo fundamentalmente por la falta de liderazgo de nuestros dirigentes.

El liderazgo genera confianza, fe en que las decisiones… justo lo contrario de lo que nuestros mandatarios políticos nos producen hoy. Por poner un ejemplo de hoy, tengo muchas dudas de si  la medida adoptada por el gobierno popular en la comunidad de Madrid de cerrar los colegios y universidades dos semanas tenga más que ver con la crítica que el Sr. Casado hizo a la inacción del gobierno socialista nacional, justo ayer por la mañana, que con si de verdad sea necesaria una medida que tiene tantas consecuencias en la sociedad madrileña.

Nuestros gobernantes nos han dado tantas muestras de su falta de principios, y de su errónea escala de prioridades. que cualquier comunicado, medida o ley nos genera mucha desconfianza. Tenemos bastante claro que generalmente no piensan en nosotros cuando actúan.

Por eso, son nuestros gobernantes, pero no nos lideran.Un gobernante con peso específico aplastaría el sensacionalismo mediático (que está resultando repugnante, pareciendo más la retransmisión de un partido de fútbol que información sobre un problema social) con comunicación y con datos, y los ciudadanos acataríamos las medidas que hubiera que acatar (aunque fuesen las mismas que se están adoptando) con mucha más tranquilidad, y los efectos sobre la economía de las mismas medidas serían mucho menores.

Evidentemente este no es un problema solo español, ni siquiera europeo. La comunicación en la actualidad se mueve muy deprisa, de manera convulsiva y la realidad, compuesta de una mezcla de fakes y exageraciones, dificulta mucho conseguir obtener una idea objetiva de lo que sucede. En este entorno, sí que han surgido movimientos que han aprendido a rentabilizar la situación en su propio beneficio, consiguiendo ganar elecciones o referéndums de forma absolutamente imprevisible, pero todavía no ha llegado quien sepa conseguir el liderazgo una sociedad en este entorno… esperemos que sea pronto… y esperemos que le dejen hacerlo.

Otros contenidos seleccionados para ti

Ir arriba